Publicidad

El Ibex 35 apunta a más disgustos para sus accionistas

Durante los últimos días varias personas me han preguntado por el Ibex 35, y es por ello que hoy vamos a dedicarle unas líneas a este asunto.

Antes de entrar en el análisis propiamente dicho, tal y como venimos viendo desde hace tiempo, en líneas generales las bolsas europeas están muy débiles, y de entre las bolsas europeas una de las más débiles es la española.

Cuando hablamos del mercado español, debemos saber que en un contexto global estamos hablando de una de las peores bolsas del mundo en estos momentos. Solo hay que ver las cifras para darse cuenta de ello. En los últimos 12 meses la renta variable americana ha subido un 16,61%, mientras que la renta variable europea (EuroStoxx 50) ha caído un 5,53% y la bolsa española acumula retrocesos del 13%.

Este mal comportamiento de la renta variable española, sitúa al Ibex 35 como uno de los mercados más débiles de nuestro ranking.

Como inversores siempre nos interesa estar posicionados en los mercados que mejor lo hagan. Es decir, los mercados que además de subir, lo hagan a un ritmo superior que la media. Esto es lo que personalmente exijo a los mercados en los que estoy invirtiendo, ya que, si invertimos en los mejores mercados, nuestros resultados tienden a ser mucho más positivos que si invertimos en mercados mediocres.

Dicho esto, tenemos las dos premisas básicas, solo estar invertidos en mercados fuertes y alcistas, pero ¿el Ibex lo es? Ahora mismo NO. Veamos las razones.

El aspecto técnico del Ibex 35 muestra un promedio móvil de 30 semanas con pendiente bajista, lo cual nos indica que su sesgo tendencial es negativo, de hecho esta semana el selectivo español está estableciendo mínimos anuales rompiendo importantes soportes. Además de la tendencia hay un segundo requisito que exigimos a los mercados en los que invertimos: la fuerza relativa. Siempre buscamos estar en los mercados que además de subir, lo hagan a un ritmo superior que la media, y el mercado español no cumple ninguno de los dos criterios que tomamos a la hora de establecer nuestros objetivos de inversión. La debilidad del mercado español (reflejada por el RSCMansfield en negativo) nos indica que en un contexto de medio plazo, cuando el mercado global sube, el mercado español sube menos o incluso cae, y cuando el mercado global cae, el mercado español está entre los que más caen.

Obviamente esta es una situación que no nos beneficia, y es por ello que debemos mantenernos alejados del mercado español puesto que es un mercado cuya proyección es de seguir dando más disgustos que alegrías a sus accionistas

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en el libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos 
mencionados a través del compartimento del fondo de inversión 
GPM Gestión Activa / GPM International Capitaldel 
que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.