El dato del volumen cada vez es más irrelevante en los mercados

grafico-de-barras-3D-en-una-reunion-265x150[1]Los mercados tienen vida propia. A medida que pasan los años, los cambios legislativos, las políticas que siguen sus partícipes y el entorno en el que se mueven introducen cambios en las bolsas que cualquier operador de mercado debe seguir atentamente para tenerlos presentes.

En la jornada de hoy quería compartir con vosotros un aspecto importante, al que os recomiendo que prestéis atención porque creo que todavía no se ha tratado en ningún lugar pero que debéis conocer. Este aspecto es el volumen, un indicador que he utilizado mucho en los últimos años, pero que ha ido perdiendo relevancia de forma casi exponencial en los últimos años, pero vayamos por pasos.

Como sabéis, cualquier metodología de inversión que utilizo la traslado a un modelo algorítmico y la someto a estudios de backtesting de amplios históricos. Esto me permite hacer estudios objetivos sobre cualquier método, detectando lo que funciona y desechando lo que no funciona. A su vez, este tipo de estudios permiten fortalecer los puntos fuertes de cualquier idea de inversión y localiza los puntos débiles para poder desecharlos.

Además de esto, tiene otra gran ventaja, y es que me ayuda en mi trabajo del día a día como gestor de fondos, no sólo detectando oportunidades de inversión, sino en su seguimiento.

Uno de los indicadores que aportaba una ventaja estadística a la metodología de inversión de medio plazo que aquí seguimos, era el volumen, y digo era, porque esto ha cambiado y mucho en los últimos años.

Para verlo, haremos uso de la informática y realizaremos un estudio sobre la operativa de medio plazo que aquí seguimos en más de 9000 valores de Estados Unidos y Alemania, dos de los principales mercados mundiales. El objetivo resulta evidente, comparar la metodología con y sin el indicador, para ver si realmente el volumen aporta mejoras o es ineficaz. Tendremos en cuenta dos aspectos fundamentales:

  • Beneficio medio por operación: Como su propio nombre indica, es el beneficio medio obtenido en cada operación teniendo en cuenta todas las operaciones, tanto ganadoras como perdedoras.
  • Porcentaje de aciertos: Porcentaje de “fiabilidad” que tiene cada entrada de terminar con beneficios.

Beneficio medio por operación:

BMAEn el gráfico que podéis ver al lado de estas líneas se muestra con una columna roja el beneficio medio de cada operación realizada con la estrategia teniendo en cuenta el indicador de volumen, y en la columna verde, se muestra el resultado de la misma estrategia pero sin tener en cuenta el volumen.

Aquí hay un punto importante. Durante gran parte de los años 90, y los primeros años del nuevo milenio, usar como “filtro” para la estrategia el volumen aumentaba nuestro beneficio medio por operación, ahora bien, a medida que ha ido avanzando el nuevo siglo, la diferencia entre usar y no usar el indicador se ha igualado.

BMA diferenciaEsto se aprecia más claramente en la gráfica que podéis ver al lado de estas líneas, resultado de medir la diferencia en el beneficio medio por operación existente entre utilizar un filtro de volumen y no utilizarlo.

Salta a la vista que algo ha cambiado, si bien en los años 90 y principios del 2000 tener presente el volumen aportaba una ventaja estadística para obtener un mayor retorno medio por operación, esa ventaja estadística se ha igualado, de forma que es igual de rentable tener en cuenta el volumen que no tenerlo en este aspecto estadístico.

Antes de entrar en las “razones”, vamos a por la segunda parte del estudio.

Porcentaje de aciertos:

AciertosEn el gráfico que podéis ver al lado de estas líneas se muestra con una columna roja el porcentaje de operaciones que terminan con beneficios teniendo en cuenta el indicador de volumen, y en la columna verde, se muestra el porcentaje de aciertos de la misma estrategia pero sin tener en cuenta el volumen.

Como en este caso es más difícil de apreciar las diferencias en la primera comparativa, al igual que hicimos en el ejemplo anterior, recurriremos a una gráfica que refleja la diferencia existente en cada uno de los años en el porcentaje de veces que se acierta teniendo en cuenta y no teniendo en cuenta el volumen.

Como se puede apreciar en la gráficadiferencia porcentaje de aciertos, el efecto es casi idéntico al que vimos anteriormente. Durante los años 90 y el principio del nuevo milenio, utilizar como referencia el volumen, ayudaba a acertar más que si no usábamos el volumen. Pero esto ha cambiado en los últimos años, cuando se acierta prácticamente los mismo usando como referencia el volumen que no usándolo.

Como veis, resulta evidente que algo ha cambiado en el mercado. El volumen que hace unas décadas, resultaba una referencia interesante para la operativa, a dejarlo de serlo y hay dos factores que han influido en esto, que convergen en una consecuencia común, y es que el volumen actual que reflejan los mercados no refleja la realidad por dos aspectos muy importantes:

1.- Dark Pools

Antaño, todos los participantes que querían comprar o vender títulos, no tenían más remedio que pasar por el mercado regulado. Es decir, todas las transacciones quedaban registradas en las bases de datos oficiales y estaban disponibles para los inversores, que podían ver el volumen de títulos negociado consultando esa misma base de datos. Pero en los últimos años ha aparecido un nuevo jugador que ha “descentralizado” las transacciones, este nuevo jugador son las Dark Pools (o piscinas oscuras).

Este es un mercado paralelo al tradicional en él se reúnen los grandes operadores del mundo para operar sin miradas ajenas. Detrás de estos mercados están nombres como Credit Suisse, Citigroup, Morgan Stanley y toda la banca de inversión.

Actualmente se estima que el 43% de las transacciones que implican compra-venta de acciones en Estados Unidos y Europa se realizan fuera del ámbito de las bolsas de valores. Esa actividad ha pasado ahora a los “Dark Pools” que son lugares de transacciones privados dirigidos por bancos y otras instituciones financieras que contactan a compradores y vendedores en forma directa, permitiendo el intercambio de títulos de forma directa, sin que ese volumen quede registrado en ninguna parte.

Obviamente, esto afecta al dato de volumen. Debéis saber que el volumen que reflejan las plataformas graficadoras viene extraído de las fuentes oficiales, unas fuentes que no tienen en cuenta el volumen negociado en las Dark Pools donde se hacen las grandes transacciones.

Pero hay un segundo factor…

2.- Cuentas ómnibus

En los años 90 y principios de este siglo, la gran mayoría de transacciones, además de pasar por los mercados regulados obligaban a que los compradores dispusieran de las acciones compradas custodiadas a su nombre. La forma de proceder era simple, un inversor ordenaba a su intermediario comprar por ejemplo 100 acciones de la compañía X. El intermediario iba al mercado, buscaba un vendedor y adquiría los títulos que automáticamente quedaban depositados a nombre del comprador bajo la custodia de la entidad (de ahí vienen las famosas comisiones de custodia).

En los últimos años, ha proliferado una nueva forma de tenencia de títulos como son las cuentas ómnibus. La principal diferencia con el modelo explicado anteriormente es que, a diferencia de la custodia donde se registraba el nombre del comprador de las acciones, en las cuentas ómnibus los títulos están a nombre del bróker. Este tipo de cuentas han proliferado porque suponen un ahorro en la gestión de esos activos de cara al cliente. Al tener esas cuentas nominales a nombre del bróker, se ahorran muchos costes de transacción (como por ejemplo el cambio de titularidad de las acciones, etc.).

Lo importante aquí es que al estar los títulos a nombre del Bróker, podría darse el caso (de hecho se da) de que dentro de un mismo Bróker haya un cliente que quiera comprar 100 acciones de XXX y otro cliente que no tiene nada que ver con el primero (salvo que comparten intermediario) que quiera comprar 100 acciones de XXX. ¿Qué sucede? Pues que como no hace falta cambiar de nombre los títulos porque están dentro del mismo Bróker, los títulos pueden pasar del cliente A al cliente B sin necesidad de ir al mercado, ya que el Bróker simplemente cambia los títulos dentro de la cuenta de sus clientes.

Si bien es cierto que esto no siempre sucede, ya que las políticas de los intermediarios difieren, este es otro factor que ocurre en muchos casos, y que provoca que los datos de volumen facilitados por las plataformas no registren toda la realidad.

Conclusión:

La estructura del mercado ha cambiado, soy consciente de que el ser humano por naturaleza es reacio a aceptar los cambios, pero esta es la realidad que hay a día de hoy. Los datos del volumen actual no coinciden con la realidad, así que lo que hace años era una información que resultaba útil desde un punto de vista estadístico, se ha convertido en una variable sin valor. Los datos así lo reflejan y por lo tanto como operadores debemos de adaptarnos a ello, quitando del medio una variable que ya no aporta información de utilidad.

Es importante resaltar que esto afecta a cualquier indicador que derive del volumen, ya que una vez afectada la “fuente principal” de datos cualquier cálculo sobre la misma está usando una fuente imprecisa, por lo que los resultados tampoco son nada precisos.

Para finalizar, seguro que estáis pensando: ¿pero esto empeora los datos del método?

Veréis, aunque es una cosa que hemos tratado hoy, esta “degradación” del volumen es algo que yo ya tengo presente desde hace años. De hecho, en esBolsa.com ya lo he comentado en alguna ocasión a mis alumnos, advirtiéndoles de que cada vez el volumen resultaba más irrelevante.

Al respecto, hemos hecho algunos pequeños cambios en la operativa, como por ejemplo, operar únicamente las fugas (valores que superan máximos a precios de cierre y que tanto he comentado en los encuentros digitales), ya que este pequeño matiz, ofrece una ventaja estadística muy superior a la que antaño ofrecía el volumen.

book2¡Ya disponible!

“El código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Tags: ,

Categoría: Bolsa Africana, Bolsa americana, Bolsa Asia/Pacífico, Bolsa Española, Bolsa Europea, Bolsa Suramericana, Estudios de Mercado, Lo último, Trading sistemático

Comentarios (26)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. TONI dice:

    Buenísima y completísima argumentación, Ricardo.
    Yo ya llevo tiempo prescindiendo del volumen en mi plantilla de análisis, y la lectura de este magnífico estudio que has hecho me reafirma en mi decisión.

    • Ricardo González dice:

      Sí Toni, lo tenía pendiente desde hace tiempo. Hoy al fin he tenido tiempo y lo he plasmado en el blog.
      Es algo muy importante que todos debéis conocer 😉
      Un saludo!

  2. Bonz dice:

    Un pequeño detalle de las cuentas omnibus es que en caso de quiebra todo esta a nombre del broker.

    • Ricardo González dice:

      Buenas tardes Bonz.
      Por no desviarnos del tema, de las cuentas ómnibus únicamente hemos tratado lo que atañe al objeto de estudio (volumen). Los temas legislativos de dichas cuentas merecen un capítulo aparte.
      Un saludo.

  3. Jose C. dice:

    Realmente interesantísimo artículo, de aquellos que realmente aportan un valor añadido grande. Muy bien argumentado y estructurado. Enhorabuena Ricardo.

    Muchas gracias.

  4. Xavier [Blai5] dice:

    Antes de nada, felicidades por tu artículo. Como de costumbre, excelentemente argumentado. De entrada permíteme que, sin discutir la veracidad de lo que argumentas, discrepe de la conclusión y lo haré con brevedad.
    Creo que la hipótesis que, al no disponer de la totalidad de los datos de un universo dado, no podemos obtener un análisis de los mismos es equivocada. De hecho, como bien sabes, una MUESTRA SIGNIFICATIVA es, en general, suficiente. Si ello no fuera así el análisis estadístico carecería de base.
    Otra cosa sería establecer si, como apuntas, los datos disponibles, por fragmentados, no sean significativos. Eso es algo que no puedo argumentar, porque lo desconozco, pero considero que vale la pena investigarlo.
    Te agradezco muy especialmente este artículo porque me obliga a considerar aspectos que estaban fuera de mi campo de visión y que considero muy razonable reconsiderar. Muchas gracias por ello y, nuevamente, felicidades por el artículo, riguroso y muy interesante.

    • Ricardo González dice:

      Gracias por el aporte Xavier!
      Un placer contar con tu opinión por aquí Xavier, de verdad.
      Para el estudio he utilizado los datos de los mercados más importantes (en los que solemos operar), teniendo en cuenta todos los valores cotizados en estos mercados desde hace más de 25 años (se tienen en cuenta tanto los títulos que cotizan actualmente como los títulos que dejaron de cotizar en todos estos años por quiebras, fusiones, etc… ya que todos han tenido su influencia en las operaciones y deben ser considerados).
      Para el estudio se han utilizado datos de volumen oficiales. Esto supone en mi opinión una muestra muy significativa, de miles de valores con miles de sesiones.
      No obstante, como siempre estas son las conclusiones para la metodología de inversión que yo utilizo, luego cada uno deberá hacer sus propias reflexiones para su operativa.

      Un abrazo!

  5. Xavier [Blai5] dice:

    Quizás no me he expresado bien. NO DUDABA de que la muestra que hes utilizado en tu estudio no fuera significativa. Conociendo tu rigor, eso lo considero fuera de toda duda y no lo cuestiono.
    Mi duda razonada es si los datos ACUALMENTE DISPONIBLES en cualquier mercado concreto [aceptando que sean parciales] constituyen o no una MUESTRA SIGNIFICATIVA que permita ser analizada. Esa era la cuestión de fondo.
    Espero haberme expresado ahora mejor.

    • Ricardo González dice:

      Ah Ok, ahora entiendo. Disculpa :)

      Sí, sobre los datos. GRAN PREGUNTA que agradezco plantees.
      Las únicas compañías que disponen de datos completos con tanto histórico son Dow Jones, Bloomberg y Thomson Reuters. Entre las tres, suministran la gran mayoría de datos a proveedores internacionales de datos de mercado. Es lo más completo y preciso a lo que he podido acceder (y entiendo que la mayoría de usuarios también), ya que son estas compañías las que copan el mercado de suministro de datos a otras empresas secundarias.
      Me molesté antes de escribir el artículo en preguntar a las mismas al respecto, y su respuesta (a las dos que han respondido porque sigo esperando a Thomson Reuters) es en resumen:

      “Estos son los datos suministrados por el mercado”.

      Es decir, esa es la fuente con la que contamos los inversores.
      Al final, como comento, para mi la conclusión de este deterioro en la relevancia del volumen suministrado es que los datos ya no contienen la totalidad de los partícipes. Es una pena, pero obviamente poco podemos hacer en esto más que conocerlo y tomar decisiones en consecuencia.
      Un abrazo.

  6. Torcal dice:

    Muchísimas gracias por el aporte Ricardo. Lo imprimo y lo adjunto con un clip al final del capítulo 4 de tu libro.

    El volumen, el rastro del dinero, el combustible para que el cohete suba… Hace tiempo que me pregunto si, en un mercado tan manipulado por los grandes, las señales que dan los indicadores no estarán también malipuladas. Yo me imaginaba que en el caso del volumen los grandes podrían ponerse de acuerdo para intercambiarse una acción entre ellos muchas veces en un periodo de tiempo muy corto de tal manera que aumentase el volumen de manera artificial. Pero tu explicación me parece mucho más racional! 😉

    Por otro lado, el volumen sigue siendo importante para conocer la capitalización de una acción (volumen * precio), a tener muy en cuenta para no “quedarnos pillaos”.

  7. Jesus dice:

    Gracias por el articulo. Ya te había leído alguna vez hablar sobre este tema. Pero hoy has dejado claro los motivos.
    Un saludo.

    • Ricardo González dice:

      Sí Jesús. Aunque era conocedor de esto desde hace tiempo, le di tiempo a que la “degradación” del dato que estaba percibiendo se mantuviese un tiempo prudencial como para tenerlo presente. En mi opinión los datos ya son suficientemente concluyentes como para exponerlos y que los conozcáis.
      Me alegra observar que la idea que quería trasmitir se ha entendido, ya que es muy importante conocer estos aspectos.
      Un saludo y gracias por participar.

  8. Luis dice:

    No estoy de acuerdo.

    El volumen en una gráfica viva siempre es importante, sobre todo, sus irregularidades.

    En mi opinión no se define tipo de producto, si es inversión a más o menos tiempo, si es tradring, en que periodos temporales se está haciendo trading…
    Dependiendo de dichos factores, el volumen será mas o menos importante, pero siempre nos dará una idea de que ocurre o deja de ocurrir.

    Interpretaciones del volumen hay muchas, tantas como inversores o traders, ignorarlo, es simplemente necesidad de cambio de oficio, ya que es el único indicador que va a la par que el precio o inmediatamente por delante, justo lo que tarda en reflejarse o plasmar las órdenes.

    Saludos.

    • Ricardo González dice:

      Buenas tardes Luis.
      Entiendo por lo que comentas que las dudas que planteas se producen porque no eres lector habitual del blog.
      Aquí seguimos una estrategia de inversión de medio plazo, con gráficos semanales y que viene explicada en mi libro “El código de Wall Street”. Allí se describen todas y cada unas de las pautas del método.
      El estudio que aquí nos ocupa, es sobre las bolsas de valores (acciones), por lo que este estudio abarca a este tipo de activos, que son los que nosotros utilizamos.
      Para otros métodos y activos, cada uno es libre de hacer sus propios estudios y extraer sus propias conclusiones, ya que aquí únicamente nos centramos en nuestra metodología de inversión.
      Un saludo.

  9. Luis dice:

    Buenas tardes Ricardo.

    Tienes razón, en una segunda lectura más reposada se aprecia un sentido menos generalista.

    Saludos.

  10. mediamovil30 dice:

    Muy bueno el artículo, Ricardo!

    Como ya hemos comentado ciertamente por los fenómenos comentado,s el volumen es menos importante en las fugas, aunque sigue teniendo cierto peso en los apoyos.

    Como comentas por las operaciones que podríamos definir como opacas, dichas operaciones quitan peso al volumen, pero pienso que no lo disipa completamente ya que dicho interés inversor (datos oficiales) sigue estando ahí. Me expresaré mejor con un ejemplo: podemos verlo, ahora que estamos en período electoral, como una encuesta. Ciertamente una encuesta no refleja toda la masa de votantes, pero sí una muestra significativa de ellos, y por lo que hemos visto aciertan más que fallan.He ahí como podemos ver el volumen en las fugas y prestarle la atención de una encuesta.

    Un abrazo y gracias una vez más por compartir estos interesantes estudios.

    • Ricardo González dice:

      Buenos días mediamovil30.
      Aunque entiendo tu razonamiento, dejando de lado lo “que podamos creer” de la lectura de los datos “parciales” que son los reflejados por las fuentes oficiales, si nos centramos únicamente en las estadísticas arrojadas, para mi resultan concluyentes, puesto que se aprecia claramente el nulo aporte estadístico que realiza el volumen suministrado a nuestra operativa.
      No obstante, como digo, esta es mi opinión, con los datos. Yo como siempre explico lo que hago y porque lo hago, luego cada uno debe extraer sus propias conclusiones y actuar conforme crea.
      Gracias por compartir tu opinión!
      Un saludo!

  11. Manuel dice:

    Estupendo análisis.

  12. Pep dice:

    Buenas Ricardo,

    Gracias por el articulo. Lo que no tengo muy claro es si con este escrito quieres decir que la teoria de wyckoff sobre la operativa con volumen ya no es válida. Es cierto que habia leido que los únicos datos reales de volumen son los de los futuros. Ahora que he leido tu articulo me empiezan a plantear dudas sobre el método Wyckoff aplicado a acciones.

    • Ricardo González dice:

      Buenas tardes Pep.
      Este estudio es válido para las personas que seguimos la metodología de inversión que aprendemos en mi libro “El código de Wall Street” y que en el blog comentamos.
      Los que siguen criterios de inversión distintos a los que aquí se exponen deberán de realizar sus propios estudios para ver el alcance de estos factores.
      Aquí únicamente comentamos sobre lo que atañe a nuestra operativa.
      Un saludo.

      • RAFA dice:

        Tengo una duda al releer el artículo
        ¿entonces entiendo que pasamos del VPM que comentas en tu libro?
        Que lo aparcas ya para las decisiones de compra/venta…

        • Ricardo González dice:

          Sí, correcto Rafa.
          Como verás, el volumen ya no forma parte de nuestra plantilla de inversión por las razones explicadas en el artículo.
          Un saludo.

  13. Manuel dice:

    Hola Ricardo, la pasada semana en el S&P500 hubo un volumen inusual, diez veces aproximadamente mayor que el habitual en los cinco últimos años según la plataforma de Prorealtime.
    A que puede ser debido?
    Un saludo

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed