El apetito por el riesgo pierde fuerza

Risk-Management[1]Mucho hemos hablado en las últimas semanas sobre la rotación que ha tenido la renta variable hacia sectores más defensivos, una rotación causada principalmente por la caída del rendimiento de los bonos gubernamentales. En esta mañana vamos a hablar de otro tipo de bonos, como son los bonos corporativos de alto rendimiento, ya que estos al igual que los mercados de valores están estrechamente vinculados al apetito por el riesgo de los inversores. Dicho de otra forma, cuando los inversores son optimistas con la economía, prefieren invertir en bolsas de valores y bonos de alto rendimiento (estos bonos pagan mayores rentabilidades porque tienen más riesgo que los bonos del Tesoro). Esto es algo lógico, ya que en los bonos de alto rendimiento y las bolsas de valores tienden a ofrecer mejores retornos que los bonos gubernamentales. Ahora bien, cuando los inversores se vuelven temerosos con la economía, prefieren apostar por activos más seguros como la renta fija (bonos del Tesoro) dejando de lado activos de riesgo como las bolsas de valores y los bonos de alto rendimiento.

Esto causa que exista una correlación evidente entre los mercados de valores y los bonos corporativos de alto rendimiento. Esta correlación queda plasmada en el siguiente gráfico. La línea negra representa el comportamiento del S&P 500 en los últimos 6 años, mientras que la línea verde es una ratio de bonos de alto rendimiento y bonos gubernamentales. Una línea verde ascendente significa que los inversores apuestan más por bonos de alto rendimiento (están dispuestos a asumir mayores riesgos), mientras que una línea descendente significa que los inversores prefieren apostar por bonos más seguros, lo que supone que los inversores adquieren un claro perfil defensivo.

rally

Resulta curioso ver que en la actualidad, mientras que las bolsas de valores están en máximos, el apetito por el riesgo por parte de los inversores está disminuyendo. Este hecho no es el habitual en las grandes alzas, pero tampoco significa precisamente que vayamos a tener un crash bursátil a la vuelta de la esquina (todo no es blanco o negro), ni mucho menos. De hecho nuestra exposición y predisposición sigue siendo alcista porque no vemos argumentos suficientes para pensar en un nuevo mercado bajista.

Ahora bien, tal y como comentaba el pasado domingo, en este contexto es estadísticamente menos probable que se produzcan rallys alcistas de gran envergadura,  por lo que probablemente, dentro del actual ciclo alcista, debamos de seguir siendo pacientes a la hora de esperar más alzas de calado, especialmente en los valores pequeños de EEUU.

De cara a nuevas alzas, sería preferible que dejasen de ser únicamente los valores grandes los que tirasen al alza mientras los pequeños son liquidados (la debilidad de los small caps es evidente en las últimas semanas). Esto es algo que seguiremos de cerca en próximas semanas de la mano de la línea avance descenso que podemos consultar a través de esBolsa.com.

Tags: ,

Categoría: Bolsa americana, Estudios de Mercado, Lo último

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed