Publicidad

Dólar americano

Arrancamos un nuevo día en los mercados dando salida a más consultas propuestas por los amigos lectores/inversores que diariamente participáis en el blog.
Recordad que esta sección del blog a la que he decidí bautizar como “el rincón del lector” nos permite compartir dudas, propuestas y oportunidades de inversión que encontréis por el mercado.

En esta nueva entrega nos centraremos en el dólar, ya que un amigo lector cuestionaba sobre su tendencia el pasado fin de semana en un comentario del blog.

Esto que a muchos puede resultarles aburrido, en realidad ¡no lo es para nada! ya que el comportamiento de muchos mercados como las materias primas o las bolsas de valores está claramente influenciado por el rumbo del dólar, así que seguir su comportamiento puede aportarnos muchísima información sobre los mercados!

Para dar respuesta a la pregunta del amigo lector, veremos el gráfico del Dollar Index.  Vuelvo a recordar por si alguien se incorpora de nuevo y no lo sabe que el aspecto del dólar, de forma individual, se ha de analizar mediante el Dollar Index. Este es un índice que mide el valor del dólar estadounidense con relación a una canasta de monedas, y esto nos permite tener una visión general de la fortaleza del dólar con respecto a un conjunto de divisas extranjeras.

Actualmente, el Dollar Index se calcula por una media geométrica ponderada del valor del dólar en comparación con:

* Euro (EUR), 57.6%
* Yen japonés (JPY), 13.6%
* Libra esterlina (GBP), 11.9%
* Dólar canadiense (CAD), 9.1%
* Corona sueca (SEK), 4.2%
* Franco suizo (CHF) 3.6%

Dollar index:

La verdad es que el gráfico del Dollar index está hecho un auténtico asco. Las tendencias son de poca duración, y esto se debe a que tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo están sumergidos en una lucha por mantener sus respectivas divisas débiles, algo que explicaba hace unos días en Radio Intereconomía y que tiene repercusiones claras sobre el gráfico que lo refleja con movimientos erráticos.

Siendo conscientes de las dificultades que entraña un gráfico de estas características, lo cierto es que a día de hoy desde que se perforase la tendencial alcista (linea discontinua amarilla), el dólar perdió el sesgo alcista que mantenía desde agosto de 2011 y cambió a una tendencia bajista que todavía se mantiene a día de hoy. Si a esto le sumamos que ahora mismo el precio está impactando contra una fuerte resistencia que coincide con la MM30 lo que a su vez hace efecto como resistencia dinámica, tenemos un escenario de mayores probabilidades bajistas que alcistas en el dólar, con las consecuencias sobre la renta variable que ello conlleva.

Recuerda que puedes dejar por aquí tu consulta o propuesta si quieres que la revisemos en el blog. ¿Qué no sabes cómo hacerlo? Tranquilo, puedes verlo paso a paso pulsando aquí.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *