Publicidad

Detalles importantes y aspectos a seguir que en los small cap americanos

Los valores de pequeña capitalización americanos (englobados dentro del Russell 2000) se mantienen con un sesgo bajista y una debilidad relativa que refleja una evidente desconfianza de los inversores estadounidenses.

Históricamente los inversores apuestan más por este tipo de valores “secundarios” cuando son optimistas con la evolución de las bolsas de valores, puesto que, generalmente, en entornos de cíclicos alcistas, estos valores tienen mayores posibilidades de crecimiento que los blue chips. En cambio, a medida que se acercan los reveses en el mercado y la incertidumbre se apodera de los inversores, los Small Cap, por su mayor riesgo, son los primeros en ser liquidados con fuerza por los inversores.

El índice de referencia para medir el estado de salud de los small cap es el Russell 2000, un subíndice del Russell 3000 y que engloba a las 2000 empresas más pequeñas de este índice, de forma que los 2000 componentes suman un 8% de la capitalización total del Russell 3000.

Este índice es una referencia perfecta para medir el estado de salud de los valores de pequeña y mediana capitalización de los EEUU, por lo que su estudio puede resultarnos muy útil para “palpar” la salud de los mercados y lo que se está moviendo dentro de ellos.

El gráfico que podéis ver a continuación muestra al Russell 2000 con un claro sesgo bajista que fue confirmado por una clara pérdida de soporte el pasado mes de diciembre.

Recordemos que la media móvil de 30 semanas es la encargada de decirnos en qué dirección se mueve el precio en un contexto de medio plazo. El uso de esta media nos permite alejarnos de los movimientos menores de corto plazo (vaivenes dentro de la tendencia principal) y saber de forma clara y visual la dirección del movimiento principal.

En estos momentos, el sesgo bajista del promedio móvil de 30 semanas manda un mensaje claro en los small cap (y en la inmensa mayoría de bolsas mundiales), más allá de rebotes de corto plazo, el rumbo es hacia la depreciación.

También es importante resaltar que la zona de los 1500 puntos del Russell 2000 fue un claro soporte en el pasado para el precio (flechas verdes en el gráfico superior). Técnicamente, cuando un soporte se rompe pasa a ser resistencia en un nuevo ciclo bajista, por lo que habrá que estar atentos a la evolución del precio en ese nivel, ya que, además de ser una resistencia técnica por precio, coincide con el promedio móvil de 30 semanas que actúa como resistencia dinámica sobre el precio.

Tal y como expliqué en el artículo “El mercado americano pierde soportes y ya apunta a un nuevo ciclo bajista”, tras un daño estructural del mercado, como el que vimos en los últimos meses, es habitual ver un rebote en contra de la tendencia bajista principal. El rebote de las últimas semanas entra dentro de ese escenario, siendo la resistencia señalada sobre el gráfico un punto de referencia técnico importante.

En el mejor de los casos, una superación de ese punto y un giro al alza del promedio de 30 semanas dará esperanzas de que el mercado se reestructure al alza (lo cual solo se confirmaría si la amplitud supera máximos). No obstante, a fecha de hoy, por los predominantes argumentos bajistas que muestra técnicamente el mercado, el escenario que considero más probable atendiendo a los antecedentes históricos, es que el mercado termine siendo incapaz de superar dicho nivel y el rebote actual quede en un vaivén más dentro del incipiente sesgo bajista mundial.

Otro aspecto que considero relevante comentar se refleja en el indicador de fuerza RScMansfield, cuya lectura se mantiene por debajo de cero, lo que nos indica que los valores “secundarios” están experimentando una mayor presión vendedora que les lleva a experimentar un peor comportamiento relativo que los valores grandes (no olvidemos que el índice de blue chip S&P 500 es la referencia del RSCMansfield). En cifras, desde máximos de septiembre el Russell 2000 ha perdido un 15% de su valor, mientras que el índice de grandes valores ha retrocedido un 9%.

En este entorno en el que la amplitud y los bonos se encuentran en niveles de alerta, este tipo de movimientos bajistas y de debilidad en los small cap con respecto a los grandes valores, no hacen más que reafirmar la hipótesis de que estamos en los compases iniciales de un nuevo ciclo bajista, en el que la desconfianza de los inversores genera una mayor presión vendedora en los valores pequeños.

Toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este

análisis está o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos

mencionados a través del compartimento del fondo de inversión

GPM Gestión Activa / GPM International Capital 

del que es gestor en GPM S.V. S.A.

Publicidad

3 responses to “Detalles importantes y aspectos a seguir que en los small cap americanos

  1. Gran análisis Ricardo.
    Sí me lo permites, añadiria q cuando el precio llegue a la resistencia en 1500, seguramente va a coincidir con la MM30, lo que aún le da más relevancia.
    Saludos

    1. Buenos días Jesús.
      Sí, este aspecto está descrito en el artículo tal y como muestra esta cita extraída del mismo que copio y pego:

      “habrá que estar atentos a la evolución del precio en ese nivel, ya que, además de ser una resistencia técnica por precio, coincide con el promedio móvil de 30 semanas que actúa como resistencia dinámica sobre el precio.”

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.