Publicidad

Cuidado con los ETFs apalancados

Como la situación general del mercado la tenemos totalmente revisada, hoy me gustaría dedicar un artículo para mostraros algunos aspectos del mercado y sus productos, que en mi opinión es importante conocer.

Durante los ciclos alcistas se suelen popularizar productos apalancados para los inversores de perfil muy agresivo, ya que, como es lógico, en entornos cíclicos favorables el apalancamiento maximiza el beneficio. Ahora bien, no hay que perder de vista que el mercado tiene dos caras, una alcista y otra bajista, y es cuando aparece esta última cuando los inversores más arriesgados pueden terminar perdiendo no solo los beneficios obtenidos durante un ciclo alcista, sino todos sus ahorros.

Vamos a tratar este aspecto con unos gráficos para verlo más claro.

El ETF apalancado del Nasdaq 100 ETF 3 veces (TQQQ) se lanzó en febrero de 2010, hace casi 9 años. Desde su inicio, ha avanzado 2.307,18% contra una ganancia de 305,55% para el Nasdaq 100 sin apalancamiento (QQQ).

Es evidente que, en entornos alcistas, el apalancamiento maximiza el beneficio, pero ese gran beneficio no es gratis. Tiene un coste que como veremos a continuación puede salir muy caro: las rachas de pérdidas y la volatilidad.

Por ejemplo, en los últimos retrocesos del mercado el ETF triple apalancado del Nasdaq 100 ha perdido más de la mitad de su valor (-58,05% de drawdown). El ETF del Nasdaq 100 sin apalancar experimentó un máximo drawdown en el mismo periodo del -22,75%.

La volatilidad se produce en ambos sentidos, y la mayoría de los inversores tendrán problemas para soportar las rachas de pérdidas del apalancamiento. Aun así, puede que haya inversores muy agresivos que piensen:

“No pasa nada, aunque sea muy volátil a largo plazo el mercado siempre sube, por lo que terminaré ganando mucho dinero”

Aquí es donde empieza el problema grave de los productos apalancados. Si en un ciclo alcista y tranquilo las rachas de pérdidas superiores al 40% de los productos apalancados son relativamente frecuentes, en un mercado bajista más severo, el daño puede ser casi imposible de reparar.

Por ejemplo, si el ETF del Nasdaq 100 apalancado 3x hubiera existido en marzo de 2000, habría perdido un 99,95% de su valor en el mercado bajista que llevó al Nasdaq 100 a un retroceso de más del 80%.

Una pérdida del 99,95% requiere una ganancia del 199.900% (habéis leído bien, ciento noventa y nueve mil novecientos por cien) solo para compensar. No hace falta decir que un retorno del 199.900% no ocurre de la noche a la mañana. Con un rendimiento anual del 8%, llevaría casi 100 años recuperarse de las pérdidas. Eso en el supuesto de que el mercado se mueva en línea recta, lo cual no es la realidad acorde a la naturaleza del mercado.

Como siempre, un gráfico puede resultar más instructivo y por ello he preparado el siguiente en el que se muestra cómo, mientras que después del mercado bajista de 2000-02, el Nasdaq 100 alcanzó nuevos máximos en febrero de 2015 (línea negra en el siguiente gráfico), una hipotética exposición apalancada 3 veces estaría un 91% por debajo de su nivel de marzo de 2000 (línea roja).

El último ciclo alcista iniciado en marzo de 2009 (uno de los más rentables de la historia) apenas es perceptible. Esta es la matemática detrás de las ganancias y las pérdidas, donde el porcentaje de ganancia requerido para recuperar una pérdida aumenta exponencialmente a medida que la pérdida se acerca al 100%.

No hay nada gratis en los mercados, y el uso del apalancamiento para amplificar los rendimientos no es una excepción a esta regla. Las tremendas ganancias experimentadas en los últimos años por productos apalancados serán seguidas en algún momento por tremendas pérdidas para los inversores (e incluso quiebra de instituciones).

Por último, ya que tal vez algún inversor pueda pensar que la clave es estar apalancados al alza en entornos alcistas y apalancados a la baja en entornos bajistas, me gustaría comentar que los productos apalancados no solo sufren fuertemente en entornos contrarios a su exposición, sino que incluso en entornos favorables, por su forma de cálculo y rebalanceo diario también sufren de forma exponencial más que el índice.

La siguiente tabla refleja el rendimiento de tres estrategias en un comportamiento de los mercados con movimientos de +-10% que progresivamente van generando pérdidas en el índice de referencia. Todas ellas empiezan con 100€. En la primera columna se refleja un producto sin apalancar (como puede ser un índice o ETF, mientras que la segunda columna representa un producto apalancado 2 veces. Por último, en la tercera columna se muestra un producto inverso doble apalancado (se mueve dos veces en dirección contraria al índice).

Como se puede observar, a pesar de que muchos inversores pensarían que si el índice ha caído un -4,90% el producto doble apalancado debería haber perdido el doble, mientras que el doble inverso debería haberlo ganado dinero, la realidad es que todos han perdido y no solo el doble que el índice, sino que mucho más.

Esto sucede porque los productos apalancados como los ETFs replican el comportamiento diario del mercado y no el acumulado. Este matiz matemático a largo plazo supone que este tipo de productos sean muy peligrosos y solo aconsejables para periodos muy cortos de tiempo y para inversores que realmente conozcan estos riesgos, ya que aunque un supuesto inversor hubiera acertado el movimiento del precio, habría terminado perdiendo dinero por la forma de cálculo de este tipo de productos.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos 
mencionados a través del compartimento del fondo de inversión 
GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

2 responses to “Cuidado con los ETFs apalancados

  1. Pues yo tengo una pregunta que es mejor para operar el sp500 a muy largo plazo pongamos 3-4 años. Mejor un fondo indexado o un contrato forward sobre el índice que no tiene gastos de financiación y el efecto divisa es menor.
    Saludos

    1. Buenos días Emilio.
      Habría que ver las condiciones del contrato forward. Como bien sabes, se negocian en mercados OTC y las reglas del contrato no están estandarizadas como en el mercado de futuros. Habría que leer el contrato forward en concreto para valorar su conveniencia o no con respecto a un fondo índice (que también hay de varios tipos, replica física, sintética, etc…). Por ello, para saber lo que conviene en exactitud en el ejemplo que propones, habría que estudiar el caso concreto (con todos sus detalles) para tomar la decisión prestando especial atención al riesgo de contraparte.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.