Publicidad

¿Crash de mercado o simple corrección?

Questions-business-financial-300_350[1]En artículos anteriores ya expresé mi opinión de que los descensos actuales en las bolsas de valores forman parte de un nuevo descanso dentro del ciclo alcista iniciado en 2009.

Han pasado cuatro años desde que el mercado vivió su última corrección de más del 10%, y este es un periodo de tiempo mucho más largo que el promedio histórico de retrocesos que suelen producirse con una frecuencia promedio de una corrección cada dieciocho meses.

Tanto tiempo sin una corrección natural ha provocado que muchos inversores noveles llegados al mercado en los últimos cuatro años no hayan vivido un episodio consolidativo de las bolsas de valores. Este es un factor importante que ya comentaba a principios de este año, ya que es importante desde un punto de vista emocional puesto que las alzas casi ininterrumpidas malacostumbraron a muchos inversores que hasta hace poco creían que el mercado era un camino de rosas y ahora creen que es un caos. Ni lo uno ni lo otro. Los retrocesos dentro de cualquier ciclo alcista forman parte del juego y hay que saber convivir con ellos.

Buena prueba de dicha reacción emocional, se refleja en la imagen que podéis ver al lado de estas líneas.

market crashEn ella se muestra el número de veces que se ha buscado en Google la palabra “market crash” (crash de mercado) en los últimos años.

Como se puede ver, a raíz del último retroceso el número de búsquedas se ha disparado a niveles no vistos desde la caída de Lehman Brothers en pleno crash de 2008. En los últimos años la bajísima volatilidad y la nobleza del mercado han malacostumbrado a los inversores y esto ha provocado que a la más mínima corrección muchos inversores entren en un estado de shock solo comparable con el mayor colapso del mercado desde la Gran Depresión.

Dicho estado de shock llega en una corrección que actualmente ha generado pérdidas máximas para el S&P 500 del -12,5%, una caída que es muy inferior a las registradas en 2010 (-17,5%) y 2011 (-20%). Ni en dichos retrocesos el estado de shock fue tan elevado, y eso se debe a que en aquellos años no hubo un episodio de tranquilidad inusual tan prolongado como el que hemos vivido estos cuatro años. Insisto en que los retrocesos dentro de cualquier ciclo alcista forman parte del juego y hay que saber convivir con ellos.

La razón por la que considero que estamos ante un nuevo descanso dentro del mercado alcista y no un cambio de ciclo como muchos ya auguran la trataré detenidamente este próximo domingo en el vídeo informe mensual de suscriptores de esBolsa.com.

A modo resumen, una vez más la “prueba del algodón” llega de la mano de los flujos monetarios, que no han alcanzado niveles suficientes para generar un cambio de ciclo (aunque si un descanso como el que estamos viviendo).

Tal y como comento en mi libro “El código de Wall Street”, el precio de los bonos resulta un indicador adelantado sobre los mercados de acciones. Los bonos y las acciones compiten por la liquidez existente y es por ello que sus movimientos están ligados de forma muy estrecha (más detalles en mi libro).

Antes de entrar en materia debemos saber que históricamente descensos superiores al 15-20% en el precio de los bonos a 30 años, y alrededor del 10% para los bonos a 10 años, han sido preludio de mercados bajistas.

Dentro de esBolsa Plus tenemos una herramienta graficadora que mide la caída del precio de los bonos de forma automática lo que facilita mucho el análisis de los flujos monetarios. Podéis acceder a ella desde el apartado “Gráficos” de esBolsa Plus como se muestra en la siguiente imagen.

graficos bonos

Aquí algunos ejemplos. En los gráficos que veréis a continuación se representa con una línea roja y en términos porcentuales el comportamiento del precio de los bonos, y con una línea azul el S&P 500.

1980:

Bonos bolsa 1980 esBolsa

En 1980 Paul Volcker director de la Reserva Federal inició una política restrictiva que tuvo su influencia en el precio de los bonos, que perdieron un 40% en algo más de un año. Recordemos que históricamente descensos superiores al 15-20% en el precio de los bonos a 30 años (que son los de este ejemplo) han sido preludio de mercados bajistas.

Tal y como podéis ver en la imagen de arriba, la acusada caída del bono advertía sobre un posible inicio de crash en las bolsas, que llegaría 6 meses después en el mercado bajista de principios de los 80, en el que las bolsas de valores perdieron más de un 25% de su valor.

1987:

bonos bolsa 1987 esbolsa

No fue la mayor caída de la historia del Dow Jones, pero tiene la fama de serlo. Para muchos este es el cisne negro por excelencia que, para el que no lo sepa, significa que estamos ante un hecho improbable, impredecible y de consecuencias imprevisibles.

Este tipo de “titulares” a mí nunca me han gustado, ya que son la típica respuesta fácil que invita a dejar pasar por alto hechos que si se estudian nos pueden resultar útiles para el futuro.

Una vez más el bono tuvo la clave y la caída del precio de los bonos a 10 años en más de un 10% terminó con aquel fatídico lunes que muchos siguen creyendo que fue impredecible.

2000-2002:

bonos bolsa 2000 esbolsa

Ya estamos mucho más cerca del presente y seguro que muchos de los que leáis este artículo ya estabais participando en las bolsas de valores en la famosa crisis de las “puntocom”.

Desde finales de 1998 el bono a 10 años empezó a gotear poco a poco a la baja, hasta llegar a perder el nivel de alerta que recordemos en los bonos a 10 años se sitúa en el 10%. Una vez más el bono advirtió de que la fiesta alcista estaba a punto de terminar, y sucedió que en el año 2000 las bolsas de valores empezaron a formar un techo que desencadenaría en un mercado bajista que llevó a perder al índice S&P500 un 47% de su valor.

2007-2009:

Por último veremos que el bono también nos avisó de que algo malo se acercaba cuando desde 2006 la deuda germana a 10 años (de referencia en el panorama internacional junto a la americana) estaba de capa caída.

bonos bolsa 2007 esBolsa

Lo que sucedió un año después a la caída de los bonos alemanes todos lo sabemos, un mercado bajista que llevó al SP500 a perder un 56% en el que es ya uno de los mayores mercados bajistas de la historia de las bolsas de valores.

Ahora que ya entendemos con ejemplos históricos cómo la caída en los precios de los bonos termina por afectar a las bolsas de valores, es momento de revisar el aspecto actual de la caída de los bonos.

Bono 2015

Vemos que desde abril hasta junio de este año los bonos (línea roja) experimentaron retrocesos. ¿Pero son suficientes para un nuevo mercado bajista? Atendiendo a los antecedentes históricos: NO.

Tal y como muestra la ventana de información del gráfico de esBolsa.com los bonos perdieron un 7,08% de su valor en el retroceso, lo que siguiendo los antecedentes históricos no es suficiente para generar un nuevo mercado bajista como los repasados anteriormente (recordemos que son necesarias al menos caídas del 10%).

Esta es la principal razón por la que actualmente no considero que estemos ante un cambio de ciclo. Obviamente las caídas de los bonos entre abril y junio han trasladado nerviosismo a las bolsas de valores este verano ya que los bonos han sufrido el mayor retroceso desde 2011 (que a su vez generó inestabilidad en las bolsas también en aquel año).

No obstante, como siempre deberemos de estar pendientes, porque en caso de que los bonos siguieran cayendo hasta los niveles de “alerta histórica” la situación podría ponerse complicada en las bolsas de valores en los meses siguientes. Esto es algo que todavía está por ver y que llevará su tiempo, pero es una situación que hay que seguir.

Los descansos de corto plazo en los mercados de valores es algo que no me preocupa, ya que como he dicho en alguna ocasión son absolutamente naturales dentro de un ciclo alcista y por lo tanto no condicionan en absoluto mi operativa.

Obviamente estos retrocesos generan nerviosismo entre muchos inversores (especialmente después de 4 años sin una corrección de cierta magnitud), pero así son los mercados y debemos de aceptarlos tal y como son si queremos sacar partido de ellos, de vez en cuando hay que saber aguantar algún que otro revés.

Por nuestra parte la forma de proceder en este episodio de consolidación del mercado es la misma de siempre. El método cerró posiciones y redujo nuestra exposición al mercado hasta aproximadamente el 20% a mediados de agosto, no obstante semanalmente seguiremos haciendo los deberes porque cuando el sesgo alcista se recupere volveremos a incrementar posiciones.

Estoy trabajando en el lanzamiento de un Fondo de Inversión cuya política de inversión será invertir en los mercados de valores en ciclos alcistas y preservar el capital en ciclos bajistas.

Si está interesado en este Fondo de Inversión global puede encontrar más información pulsando en el siguiente enlace.

Fondo de inversión: ESB Selección Global

ESB selección global

separador+(2)[1]

Publicidad

9 responses to “¿Crash de mercado o simple corrección?

  1. Buenas Ricardo.

    Yo también estoy esperando este retroceso para nuevas compras, aunque creo que aun queda correccion, ya sea en tiempo o profundidad. Los bonos se estan restableciendo al alza lo cual es bueno para la bolsa a medio plazo. Ayer mismo compre eurbund en busca de los 160.

    Pero ya tenemos varios indicadores que tu sigues como la AD y como el momento Weinstein, que estan muy tocados y hablan de una gran debilidad de los mercados.
    ¿ Que opinas de la lectura de estos dos indicadores?
    Un saludo Crack

    1. Buenos días bece.

      Para generar un mercado bajista es necesario que la AD y los bonos coincidan dando señales negativas DE FORMA CONJUNTA. Actualmente la AD marca debilidad, pero los bonos como vimos en este artículo no han establecido los parámetros suficientes para detonar un ciclo bajista.
      En muchas ocasiones en el transcurso de la historia la AD ha mostrado debilidad, pero sin el factor de los bonos que acompañe dicha “alerta”, la debilidad fue una situación puntual y transitoria.
      Para hablar de cambios de ciclo es necesario que tanto los bonos como la AD muestren sintomas de peligro de forma conjunta, si alguno de los dos no lo hace, estamos ante un factor que no afecta al ciclo de mercado.

      Sobre el momento Weinstein es un indicador que NO sigo en absoluto ya que es un indicador que no aporta ningún valor con escasa fiabilidad historica. En 1998 también se puso negativo y el mercado subió dos años más. Lo mismo en 1994 que se puso negativo en marzo y el mercado desde esa fecha subió sin parar. Podría seguir con otros ejemplos como 1992, 1984, 1979…
      Los indicadores que yo sigo son los bonos y la AD tradicional. Sin más. DE FORMA CONJUNTA históricamente han sido los indicadores más fiables para hablar de los cambios de ciclo.
      Un saludo.

  2. Hola Ricardo:
    Estoy bastante de acuerdo con todo lo que expones. Yo también estoy estudiando por decirlo las señales del market timing y controlo la línea AD pura y dura así como el gráfico de los bonos.
    Pero sí hay un indicador de amplitud que me gusta y es el de Nuevos máximo Nuevos mínimos:

    http://stockcharts.com/h-sc/ui?s=$NYHL&p=D&yr=0&mn=8&dy=0&id=p07848048184

    No creo que al pegarlo así salga bien pero lo intento. Seguro que es un indicador que tú conoces. Una cosa que he observado en las anteriores correcciones es que este indicador apenas apuntó al sur como lo está haciendo ahora. Digamos que el mercado corregía pero la mayoría de valores del NYSE seguién haciendo nuevos máximos. En estos momentos la caída de este indicador es brutal y no para de bajar cada día. O sea, cada día hay más valores que están en mínimos de 52 semanas. Yo si no he mirado mal en las otras correciones esto no era así.

    Un mercado con cada vez haciendo más valores mínimos… entiendo que no es sano.

    ¿Podrías darme tú opinión sobre el tema?

    Como siempre muy agradecido y felicitarte tanto por tú blog como por tú libro (que ya lo he leído dos veces).
    Un saludo y buen fin de semana.

    1. Buenas tardes blacklupus.
      Me alegro de que te haya gustado el libro 😉
      Variantes de indicadores de amplitud hay mil y una, pero yo al final utilizo la que bajo mi perspectiva de inversión de medio/largo plazo más útil y fiable me resulta (junto a los bonos, nunca por separado).
      Sobre el indicador que planteas, sí, lo conozco pero no lo utilizo ya que está orientado más al corto plazo. No he encontrado ningún patrón que resulte útil con un punto de mira cíclico (multianual) que es lo que yo opero.
      Para sacar rendimiento del mercado no se trata de usar más indicadores, ni los más sofisticados, sino centrarse en los indicadores que para el horizonte de inversión que se maneja hayan resultado más útiles históricamente.
      Para saber la salud cíclica del mercados con los bonos y la AD es más que suficiente. En mi opinión son los más robustos y útiles, y por eso los utilizo como referencia. No hace falta más. Sumar más indicadores lo único que aporta tiende a ser más “ruido” y eso es algo que hay que evitar.
      Un saludo y buen fin de semana!

  3. Hola Ricardo, mi duda es más bien técnica. que intervalo temporal utilizas por defecto para la comparativa de bonos y el sp500. En los gráficos anteriores no se observa y en el de stockcharts de tu libro tampoco. He podido observar que según el intervalo temporal hay caídas superiores al 10% o no.

    Gracias y enhorabuena por tu libro, sigo desde hace tiempo la operativa Wenstein con los libros de Gragham/Buffet, y es muy rebelador

    1. Buenos días mandilera.

      Los gráficos para el estudio de los bonos están en escala diaria para medir las magnitudes de las caídas día a día. En los gráficos de esBolsa.com ya vienen totalmente preconfigurados para que no haya posibilidad de error.
      Un saludo!

      1. Gracias por responder, lo que me refería si por defecto realizas la compartiva a 6 meses, 1 año o 3 años?

        gracias

        1. Lo importante es medir la caída desde máximos, el plazo desde que se marquen dichos máximos es ajustable desde el gráfico.
          Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *