Publicidad

Carta mes de mayo de 2019 para partícipes de GPM International Capital

Estimado partícipe;

Cerramos un mes de mayo en el que la guerra comercial ha centrado la atención de los inversores a corto plazo, generando un nuevo episodio de nerviosismo en los mercados. No obstante, más allá de estos acontecimientos de corto plazo que copan las portadas de los periódicos, como gestor (e inversor) siempre me gusta ver las cosas con una mayor perspectiva y con esa misma perspectiva trato de trasmitiros mensualmente el posicionamiento que mantengo en GPM International Capital y las razones que me llevan a ello.

El inicio de este informe me gustaría dedicarlo a un aspecto por el que me habéis preguntado en los últimos días acerca del comportamiento de la estrategia en el entorno actual. Como sabéis, nuestra metodología de inversión se basa en estrategias tendenciales. Estas estrategias han demostrado históricamente ofrecer excelentes resultados, ahora bien, como toda estrategia de inversión en renta variable hay momentos en los que el mercado le resulta más o menos favorable.

En el último año y medio, los mercados han estado sumergidos en un comportamiento errático caracterizado por la ausencia de tendencia. Es en este tipo de entornos cuando más sufren las estrategias tendenciales de medio plazo, ya que los bruscos cambios de dirección en los mercados les impiden sacar partido de movimientos beneficiosos.

El siguiente gráfico representa el comportamiento del S&P 500 durante los últimos años:

En él se observan dos tramos claramente diferenciados, uno más tendencial y otro más errático con inicio en enero de 2018.

Aunque el mercado a medio plazo suele pasar más tiempo en tendencia que sin ella, los comportamientos erráticos forman parte de él y son los entornos menos favorables para las estrategias tendenciales como las nuestras.

Saber convivir con este tipo de entornos resulta muy importante, ya que para obtener retornos interesantes hay que saber soportar escenarios menos favorables de vez en cuando, de igual forma que no hay que dejarse llevar por la euforia cuando vengan escenarios más favorables (que vendrán).

Ya vivimos un escenario similar en el año 2016, cuando el comportamiento lateral de los mercados generó una época poco propicia para nuestras estrategias:

Recordemos que después de sufrir durante 2016, al siguiente ejercicio sumamos una rentabilidad del 15,06%, que nos permitió no solo recuperarnos con creces del bache de 2016, sino que situó a GPM International Capital entre los fondos más rentables de su categoría.

Pero este no es el único precedente. Veamos otro ejemplo que ayuda a entender la importancia histórica de la disciplina en nuestras estrategias, tanto en los buenos como en los malos momentos. En el año 1994 tuvimos otro escenario de comportamientos erráticos muy similares a los actuales.

Durante 1994, después de varios de tendencia alcista iniciados en 1990, el mercado se movió en un rango muy lateral, lo que generó que, al igual que ahora, nuestras estrategias no brillaran en dicho entorno.

La siguiente imagen refleja claramente esto que comento, representando los resultados anuales de aplicar las estrategias de inversión que seguimos en el fondo durante los últimos 29 años:

Como se puede observar, los años de comportamientos laterales como 1994, 2011 al igual que en 2016 (y 2018/19) son entornos en los que nuestras estrategias sufren, pero no por ello significa que no sean capaces de ganar dinero. De hecho, en cada uno de esos momentos “negativos”, si se pierde la paciencia con la estrategia, se pierden los años posteriores, que compensan con creces lo sucedido en los momentos menos favorables.

Ya he comentado en muchas ocasiones acerca de la disciplina en las estrategias y tener claro que esto es una carrera de fondo. Las rachas de pérdidas forman parte de cualquier estrategia de inversión en renta variable y es importante saber convivir con ellas.

La forma de salir de dichas rachas de pérdidas siempre es la misma, disciplina en las estrategias y tener claro que esto es una carrera de fondo.

No quería terminar el inicio de esta carta sin comentar otro aspecto por el que varias personas me habéis preguntado durante las últimas semanas sobre mi participación como inversor en GPM International Capital. Como no podía ser de otra forma participo como inversor en GPM International Capital desde su fundación con gran parte de mis ahorros y, de nuevo en este 2019 he incrementado mi inversión en el mismo.

Esto es algo que hago de forma periódica por la confianza que tengo en las estrategias que seguimos aquí a medio y largo plazo, así que mis ahorros serán canalizados a través de este vehículo por muchos años.

En este informe trataremos más aspectos del mercado y de la cartera actual, pero antes, como ya sabéis, como gestor es muy importante que los inversores sean conocedores de lo que hacemos y porqué lo hacemos, para, a partir de ahí, exponer mis inquietudes y expectativas respecto al mercado y cuáles son las posiciones del fondo y sus principales movimientos. A continuación, detallo los aspectos clave de nuestros principios de inversión.

Para seguir leyendo, dada la extensión de la carta, pulsa en este enlace.

DESCARGAR+EN+PDF[1]

Para más información sobre cómo invertir en el fondo GPM International Capital que gestiona Ricardo González llamar a la oficina de GPM Broker en el teléfono 93.119.04.18 o mediante e-mail a GPM-InternationalCapital@gpmbroker.com.

ISIN:  ES0142630021

Nombre completo: GPM Gestión Activa-International Capital FI

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.