Publicidad

Carta mes de diciembre de 2018 para partícipes de GPM International Capital

Estimado partícipe;

En diciembre los índices americanos cerraron con pérdidas de más de 9 puntos porcentuales, mientras que los mercados europeos acumularon pérdidas del entorno del 8% en los momentos de máximo nerviosismo. Si bien, como es lógico, no fuimos indemnes a los retrocesos, sí que es cierto que nuestra postura defensiva, puesta en marcha a finales de septiembre, ha permitido que esta situación de nerviosismo nos afecte muchísimo menos que al mercado, ya que en los peores momentos, mientras los principales índices norteamericanos retrocedían un 16%, nuestra cartera apenas retrocedió un 1%.

Estos retrocesos han pillado por sorpresa a muchos inversores, pero no habrá sido una sorpresa para los partícipes que periódicamente leéis los boletines mensuales. Mientras el miedo se apoderaba de los mercados, desde GPM International Capital estábamos muy tranquilos sabiendo que nuestras estrategias han ido aumentando durante los últimos meses sus políticas de protección.

En mi opinión, muchos inversores (y gestores) cometen el error de estar siempre muy expuestos al mercado (e incluso sobreoperar), cuando es muchísimo mejor acudir al mercado cuando éste resulta favorable para nuestros intereses y mantenerse fuera cuando, en momentos como el actual, la tendencia es claramente desfavorable para los intereses de los inversores.

La “cabezonería” (o el miedo a distanciarse de lo que haga el mercado) hace que, cuando vienen mal dadas, las rachas de pérdidas se disparen en aquellos que no son capaces de reducir o neutralizar su exposición al mercado. Esto genera un gran problema, ya que, debido al interés asimétrico, cuanto más acusada es la racha de pérdidas acumulada, más cuesta recuperarse de la misma.

Este factor al que rara vez se le presta atención hace que sea muy importante saber controlar las rachas de pérdidas, ya que cuanto más acusadas sean, más difícil será obtener retornos decentes en las carteras. Saber regular nuestra exposición al mercado y permanecer pacientes en “medio de la tormenta” resulta clave en este aspecto.

Aunque como inversores no somos, ni seremos nunca, totalmente indemnes a los vaivenes del mercado, lo cierto es que seguir las reglas de nuestra estrategia y mantener una menor exposición nos está ayudando a sufrir muchísimo menos que el mercado.

En anteriores informes comentaba que, por desgracia, el mercado estaba anunciando un escenario muy desfavorable. Este mes de diciembre no ha hecho más que reafirmar el delicado entorno en el que estamos entrando y podríamos decir que cada vez son más las probabilidades de que 2019 se asemeje a lo que hemos vivido en este mes de diciembre.

Teniendo en cuenta este delicado escenario, el objetivo para el nuevo ejercicio es reducir la volatilidad existente en el mercado y buscar rentabilidad en este entorno. Para ello, nuestros sistemas han ido adaptando progresivamente la cartera en los últimos meses hasta el punto de que, para el inicio de 2019, indican que hay que neutralizar totalmente nuestra exposición a renta variable. Más adelante en el presente informe, comentaremos la hoja de ruta del nuevo ejercicio en la que explicaré cómo nuestros sistemas buscan sacar partido en este entorno.

Antes de ir con ello me gustaría hacer un pequeño comentario sobre la volatilidad y el ruido mediático que se suele generar en este tipo de escenarios, ya que el mes de diciembre nos permite disponer de una referencia reciente y creo que es importante comentarlo para tener una perspectiva clara del entorno.

En entornos de fuerte volatilidad como los que estamos viviendo, las oscilaciones a corto plazo, si se está totalmente expuesto al mercado, pueden ser enormes en ambas direcciones. En este entorno muchas personas cometen el error de tratar de ganar mucho dinero en poco tiempo buscando suelos y techos. Este es un juego en el que nuestros sistemas no van a entrar.

No debemos perder de vista que nuestro horizonte de inversión es a medio plazo siguiendo las grandes tendencias de fondo. En entornos en los que el mercado tan pronto cae un 3% como al día siguiente sube un 2%, tratar de sacar partido a estas oscilaciones de corto plazo genera más disgustos que alegrías. Nuestro trabajo es alejarnos de ese ruido de corto plazo que hace pasar a los inversores de la euforia al pesimismo en horas, y tener la suficiente perspectiva para ver hacia donde fluye el dinero a medio plazo y sentarnos en esa tendencia, ya que es allí donde realmente está el dinero.

Como es habitual, en el informe trataremos diferentes aspectos del mercado y de la cartera actual, pero antes, como ya sabéis, para mí como gestor es muy importante que los inversores sean conocedores de lo que hacemos y porqué lo hacemos, para, a partir de ahí, exponer mis inquietudes y expectativas respecto al mercado y cuáles son las posiciones del fondo y sus principales movimientos. A continuación, detallo los aspectos clave de nuestros principios de inversión.

Para seguir leyendo, dada la extensión de la carta, pulsa en este enlace.

DESCARGAR+EN+PDF[1]

Para más información sobre cómo invertir en el fondo GPM International Capital que gestiona Ricardo González llamar a la oficina de GPM Broker en el teléfono 93.119.04.18 o mediante e-mail a GPM-InternationalCapital@gpmbroker.com.

ISIN:  ES0142630021

Nombre completo: GPM Gestión Activa-International Capital FI

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.