¿Ave Fénix en las bolsas de Europa?

Como sabéis, llevamos ya alrededor de una semana advirtiendo de que en Europa tenemos encendida la señal técnica que nos advierte de movimiento impetuoso sobre la renta variable del viejo continente.

Lo acontecido en estas últimas jornadas, en las que las bolsas europeas acumulan alzas entorno al 5%, nos obligan a estar muy pendientes acerca de la probabilidad de que dicho movimiento sea al alza siguiendo la tendencia global. Ahora bien, hay una serie de cosas que debemos tener presentes y que me gustaría compartir con vosotros en el día de hoy.

La primera es que a pesar de las alzas, muchas bolsas del viejo continente todavía se mantienen débiles. De hecho, si comparamos el índice del promedio europeo EuroStoxx 50 con respecto al resto de bolsas mundiales, vemos que en lo que respecta a fortaleza relativa anualizada (RSCMansfield) estamos hablando de un índice del “montón” situado al medio de la tabla.

Es cierto que las alzas de esta semana le llevan a avanzar desde el puesto 52 al 41, pero esto sigue siendo una zona bastante neutral. Como siempre, ya sabéis que única y exclusivamente debemos invertir al alza en índices fuertes y alcistas, y a día de hoy, en Europa tan solo Bélgica, Francia, Portugal y Grecia logran mantenerse no solo con una MM30 alcista, sino también con un rendimiento superior al del S&P 500, un hecho indispensable a la hora de buscar largos a medio plazo.

De todas ellas, y a media semana (lo ideal es ver el cierre semanal), la única que parece querer superar máximos previos es la bolsa de Bélgica.

Si queremos apostar por dicho rebote de los índices europeos, lo deberemos hacer única y exclusivamente en los más fuertes.

No hay que ser víctimas de la ansiedad. A medida que se fuera confirmando el rebote, poco a poco irían siendo más los mercados disponibles en el viejo continente. Pero de momento hay bastante pocos, así que si optamos por ellos, ya sabéis: ¡hay que ser muy exquisitos!

Con la debilidad mostrada hasta la semana pasada por los índices europeos, emocionalmente puede resultar difícil cambiar el “chip”. Esta es una de las facetas más difíciles de asumir para el inversor, pero he de decir que no debemos olvidar que los gráficos siempre mandan, y si por la razón que sea, Europa se fortalece, nosotros iremos con Europa, pero poco a poco y sin prisas.

Tags: ,

Categoría: Análisis global, Bolsa Europea, Lo último

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed