Avance de la carta anual de Warren Buffett a sus accionistas

warren_buffet_[1]Warren Buffett ha adelantado a la revista Fortune un extracto de su carta anual dirigida a los inversores en la que explica cuáles son las cinco claves para que una inversión resulte rentable en su opinión. En la misiva, el multimillonario estadounidense pone como ejemplo pequeñas inversiones que llevó a cabo hace dos décadas y que han terminado por generar beneficios al dueño del Berkshire Hathaway.

Buffett comienza su historia remontándose a 1973, en Nebraska, donde una burbuja agrícola estalló y los precios cayeron más de un 50%, devastando a los agricultores y prestamistas. En 1986, Buffett compró una finca de 400 hectáreas, ubicada al norte de Omaha, al cual le costó 280.000 dólares, mucho menos de lo que le hubiera costado unos años antes. Pero Buffett no sabía nada del funcionamiento de una granja, aunque aprendió lo básico sobre los gastos de operar la granja y lo que podrían producir según el número de fanegas de maíz y soja.

“A partir de esas estimaciones, calculé el retorno normalizado de la granja alrededor del 10%. También pensé que era muy probable que la productividad podría mejorar con el tiempo y que los precios de los cultivos se moverían al alza. Ambas expectativas se cumplieron.
Yo no necesitaba ningún conocimiento o inteligencia inusual para concluir que la inversión no tenía ningún inconveniente y que podría ser potencialmente rentable. Claro que habría años de malas cosechas y que los precios en ocasiones me decepcionarían. Pero ¿y qué?. Habría algunos años inusualmente buenos también.
Ahora, 28 años más tarde, la finca ha triplicado sus ganancias y su precio es 5 veces más de lo que pagué. Y yo sigo sin saber nada acerca de agricultura y granjas.”

A raíz de este sencillo ejemplo de inversión en bienes raíces Buffett vuelve a centrarse en la carta en los que son sus fundamentos de inversión:

1. No es necesario ser un experto con el fin de lograr altas rentabilidades en la inversión, aunque el inversor sí debe reconocer sus limitaciones e intentar mantener las cosas simples. Recordemos que Buffett siempre ha dicho que si tuvieran que medir su valía como inversor por sus conocimientos en álgebra, más le valdría dedicarse a otra cosa.

2. Centrarse en la productividad futura del activo que estamos considerando comprar. Buffett señala que nadie puede predecir la rentabilidad futura de una inversión, y tampoco es necesario intentarlo. Sólo será necesario comprender las acciones que se emprendan a la hora de adquirir un activo en cuestión.

3. Si en lugar de centrarse en el cambio de precio prospectivo previsto de una compra, se está especulando. Buffett no tiene nada en contra de la especulación de precios. Pero él insiste en la importancia de ser capaz de diferenciar entre la inversión para la productividad de los activos frente a la inversión en la esperanza de que el precio de los activos cambie a nuestro favor.

4. Con mi pequeña inversión, sólo pensé en lo que las propiedades podrían producir y no me importaban en absoluto sus valoraciones diarias. “Los partidos se ganan por los jugadores que se centran en el campo de juego, y no por aquellos cuyos ojos están puestos en el marcador”. Debes ser capaz de disfrutar los sábados y domingos sin mirar los precios de las acciones. Es decir, debes centrarte en el largo plazo.

5. La constante información de las opiniones macro y escuchar las predicciones macro o de mercado de los demás es una pérdida de tiempo. De hecho, es peligroso porque puede empañar tu visión de los hechos que verdaderamente importan.

Por último, y mientras se publica la carta completa, os dejo este documental que nos muestra los inicios de Warren Buffet, sus pensamientos y sus principios con respecto a la inversión, y donde se demuestra una vez más que Buffett tiene éxito en las inversiones gracias a su mentalidad empresarial.

Tags:

Categoría: Lo último, Noticias

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed